Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Cáncer de Boca: docentes y estudiantes hicieron controles y difundieron medidas de prevención

El pasado 3 de diciembre se llevó a cabo una jornada para promover el diagnóstico precoz, el autocuidado y autoexamen bucal, en conmemoración al 5 de diciembre: "Día Nacional de Lucha contra el Cáncer Bucal".

06 de diciembre de 2021, 11:37.

Cáncer de Boca: docentes y estudiantes hicieron controles y difundieron medidas de prevención

Ampliar imagen


La actividad se realizó en el corazón de Mendoza de 9 a 12:30 hs. junto a la Dirección de Salud Bucodental, el Departamento de Odontología y el Ministerio de Salud de Mendoza. Desde la FO, acompañaron estudiantes y docentes.

Aquellas personas que pasaban por Km.0 pudieron acercarse al stand, sacar sus dudas, recibir información y recibir atención. De esta manera, se concientizó a la población sobre la importancia del autocuidado, autoexamen bucal y controles periódicos. 

¿Qué es el cáncer bucal? 

El cáncer Bucal es una enfermedad altamente invasiva e invalidante. Es una de las neoplasias -masas anormales de tejido- con más baja tasa de supervivencia y peor pronóstico. Ante la dificultad del examen estomatológico por la situación de pandemia, la FO entiende que es importante fomentar el autocuidado y el autoexamen, para que las personas conozcan las estructuras normales de la boca y si detectan alguna alteración realicen consultas tempranas.

¿Cómo prevenirlo?

La causa del cáncer oral es multifactorial, una estrategia efectiva para prevenirlo es controlar los hábitos de riesgo. Al menos el 75% de estos cánceres podría prevenirse con la eliminación de factores de riesgo como el consumo de alcohol y tabaco. Existen otros riesgos adicionales que pueden incrementarlo, entre ellos la radiación solar, el trauma crónico (por dientes con cúspides filosas, reconstrucciones ásperas y desbordantes, prótesis mal adaptadas) y la infección con el virus del papiloma humano (VPH).

Signos a tener en cuenta

  • Sequedad Bucal.
  • Dificultad en los movimientos de la lengua.
  • Crecimiento en los tejidos bucales sobre todo si no duelen.
  • Inflamación de las glándulas salivales.
  • Aparición de ganglios indoloros en el cuello, región submaxilar y preauricular.
  • Movilidad o pérdida de un diente sin causa aparente.
  • Encías sangrantes que no ceden a los tratamientos.
  • Heridas en labios y en la boca que no curan en el término de diez días.

La detección temprana salva vidas. El cáncer bucal diagnosticado a tiempo se cura.