20 de Noviembre: Día de la Soberanía Nacional Argentina

El 20 de noviembre se celebra el Día de la Soberanía Nacional en conmemoración a la Batalla de la Vuelta de Obligado, librada el en 1845.

16 de noviembre de 2018, 11:21.

20 de Noviembre: Día de la Soberanía Nacional Argentina

Ampliar imagen


En aquel entonces, los soldados argentinos en inferioridad de condiciones, resistieron la invasión del ejército Anglo-Francés, el más poderoso del mundo. La fecha fue instaurada por pedido del historiador José María Rosa y se oficializó por medio de la Ley 20.770, en 1974.

En 2010 se inauguró un monumento en homenaje a la gesta militar argentina, emplazado en la localidad de San Pedro, provincia de Buenos Aires. La obra está ubicada a unos 30 metros del panteón que recuerda a los héroes, que hasta no hace mucho se encontraba descuidado, y su autor fue el artista plástico Rogelio Polosello. Asimismo, también por iniciativa de la primera mandataria, el día de la soberanía pasó a ser feriado nacional.

Un poco de historia:

A mediados de la década de 1840, los británicos y franceses mostraron interés en las ventajas comerciales que ofrecía Uruguay. Para aprovechar dichas ventajas, el río Paraná debía mantenerse abierto para que las grandes embarcaciones marinas necesarias para el comercio lo atravesaran.

En 1845, Argentina cerró el río usando una flota y baterías costeras artilladas al noroeste de Buenos Aires en una zona en la que la navegación era difícil debido a un giro muy cerrado. La flota consistía de 24 buques, de los cuales solo tres eran naves de guerra argentinas, que estaban unidos por cadenas de metal. La artillería fue colocada en un acantilado sobre las orillas, con el apoyo de 2,000 tropas. En represalia por las acciones de los argentinos, los británicos y franceses enviaron once buques de guerra para atravesar la barrera.

Finalmente, el 20 de noviembre se dio inició a la batalla con los franceses y británicos bombardeando la pequeña flota argentina. Sin embargo, el viento ligero dificultó la navegación de los franceses y británicos, mientras que los vapores utilizados por la flota argentina pudieron maniobrar fácilmente pues no dependían del viento. A pesar del intenso fuego, la barrera permaneció intacta. El Capitán James Hope, al mando del HMS Firebrand, logró llegar hasta los barcos acordonados y cortar las cadenas, lo que permitió a los barcos de la flota anglo-francesa empujar río arriba y atacar con toda su fuerza. Finalmente, la barrera se abrió y el rio quedó a disposición del comercio nuevamente.

Aunque Argentina perdió la batalla, las tropas británicas y francesas también sufrieron fuertes bajas. Al menos 95 resultaron heridos y otros 28 murieron durante la batalla. A pesar de la pérdida, Argentina vio la batalla como un intento loable de preservar su soberanía y un acto de protesta hacia la intervención extranjera.

Desde la FO, recordamos este día con orgullo, y el espíritu de lucha nacional como símbolo de independencia y libertad.